Cómo hacer carne guisada en olla de cocción lenta

Carne guisada olla de coccion lenta

Si hay una receta ideal para comenzar a dar nuestros primeros pasos en la cocción lenta, ese es el estofado o guiso de ternera. Sin duda, se trata de una de las recetas de carne en olla de cocción lenta más populares y utilizadas por dos motivos: la poca complicación que plantea su preparación y el espectacular resultado que conseguiremos con un esfuerzo mínimo. Prepárate para disfrutar de una carne que se deshilacha en tu boca mientras no puedes dejar de mojar pan en tu plato de manera compulsiva.

Es importante que tengas en cuenta que para esta receta las carnes que mejor van son las de segunda, es decir, las menos magras. Piezas como el morcillo, las carrilleras, el rosario o la espaldilla son las que mejor resultado nos darán a la hora de abordar esta receta de carne en cocción lenta.

Esta receta está ampliamente extendida por todo el mundo. Yo la llamo carne guisada porque es como se le llamaba en mi casa, pero la puedes encontrar también como estofado de ternera, y en la zona de Sudamérica, especialemente en Colombia, se la conoce como carne sudada o sudado de carne.

Si ya has descubierto qué es y como funciona una olla de cocción lenta, solo queda ponerse en tarea y disfrutar con este espectacular guiso. ¡Vamos a ello!

Ingredientes

  • 800g de carne (puedes poner la que quieres, aunque las que te hemos aconsejado anteriormente son las que mejor quedan)
  • 1 cebolla grande
  • 2 zanahorias de tamaño medio
  • 4 alcachofas (puedes ponerle la verdura que prefieras. La receta más típica se prepara con guisante, pero me gustan tanto las alcachofas que no me puedo resistir a ponerlas)
  • 1 vaso de vino tinto (125ml)
  • 1 hoja de laurel
  • 2 clavos (opcional)
  • Harina
  • Sal y pimienta negra

Preparación

  • Comienza cortando la carne en dados de tamaño medio.
  • Pon aceite en una sartén a calentar, salpimenta, enharina ligeramente y dora la carne al fuego únicamente para sellarla. Recuerda espolsar bien la carne para no pasarnos con la harina.
  • Retira la carne cuando esté dorada y resérvala.
  • Picamos la cebolla muy fina y cortamos la zanahoria en trozos más grandes.
  • En la sartén de freír la carne añadimos los clavos, la cebolla y la zanahoria y sofreímos a fuego medio-bajo.
  • Pelamos las alcachofas, las partimos en 4 y añadimos a la sartén.
  • Añadimos el laurel.
  • Cuando la cebolla empiece a estar transparente, incorporamos la carne de nuevo y le damos un par de vueltas. A continuación añadimos el vino y dejamos que reduzca durante unos 5 minutos. No necesitarás añadir más caldo porque la cocción lenta pierde muy poco liquido.
  • Llévalo todo a tu slow cooker y ponla a cocinar entre 6 y 7 horas en baja. El tiempo de cocción depende también de la potencia de tu olla, por lo que te recomendamos probar el punto de la carne a las 6 horas de cocinado y ver si necesita más tiempo. Si ves que se queda muy seca, puedes añadir un poco de agua, pero no te pases que queremos una salsa espesita.

Una vez terminado solo te queda emplatar y disfrutar de esta delicia de plato. Las recetas de carne en slow cooker y, especialmente, el guiso de ternera te van a dar muchas satisfacciones a ti y a tu familia. Sigue los consejos que aquí te damos y te aseguramos que este plato se convertirá en un habitual en tu dieta semanal.

Consejo
A mí me gusta mucho freír unas patatas a cuadraditos, servirlas en una fuente a parte en la mesa e ir mezclando con la salsa dejando que esta impregne de sabor cada uno de los cubitos. Solo escribirlo me hace salivar. ¡Que aproveche!

¡No te pierdas nuestras próximas recetas para carne en olla lenta! Además, te recomendamos echar un vistazo a los últimos modelos de ollas de cocción lenta con opiniones y análisis en profundidad que te hemos preparado.

Carne guisada
5 (100%) 1 voto[s]