Receta de pollo asado en olla de cocción lenta

Pollo asado en olla de coccion lenta

Quieres saber cómo cocinar un pollo entero en una slow cooker, pues no te pierdas detalle porque te vamos a contar como hacerlo para que tu familia e invitados te dejen los platos bien limpios. ¡Empezamos!

Lo primero que debemos valorar es el tamaño de nuestra olla de cocción lenta, ya que un pollo entero es una pieza bastante grande. Para ello nos vendrán mejor las ollas ovaladas por su mayor amplitud para dar cabida a piezas de gran tamaño.

Otros aspectos que debes tener en cuenta a la de preparar el pollo en olla de cocción lenta es que no debemos de añadir agua porque, como ya sabrás, este tipo de cocción evapora muy poca agua y conserva muy bien los jugos del pollo, por lo que si le añadiéramos más agua, seguramente nos saldría una salsa demasiado diluida y con poco sabor.

Bueno, manos a la obra, aprovechemos todas las ventajas de las ollas de cocción lenta para preparar un pollo delicioso que os va a encantar.

 

Ingredientes

  • 1 pollo entero bien limpio
  • 2 limones
  • 2 cebollas
  • 6 dientes de ajo
  • Hierbas aromáticas al gusto (romero, tomillo…)
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal y pimienta

Preparación

  • Limpia bien el pollo para eliminar cualquier resto de plumas, vísceras o sangre que puedas encontrar.
  • Prepara la base de tu olla de cocción lenta con las cebollas cortadas en juliana y los limones cortados en rodajas un poco más pequeñas que un dedo. Añade un chorrito de aceite de oliva y ojo no te pases para que no quede muy grasiento.
  • Añade sal y pimienta al gusto al pollo. Úntate las manos con aceite de oliva e impregna el pollo.
  • Coloca el pollo en tu slow cooker sobre la cama de cebolla y limón que hemos preparado anteriormente.
  • Pela los dientes de ajo, cháfalos ligeramente con el cuchillo y espárcelos por los laterales del pollo.
  • Pon la tapa y programa tu olla 5 horas a baja potencia. Una vez pasado este tiempo, comprobamos que la carne está hecha y ha quedado jugosa. Recuerda que en función de lo potente que sea tu olla, el pollo podría requerir un poco más de tiempo. En ese caso, es conveniente dejarlo entre 30-45 minutos y volver a comprobar.
  • Cuando esté listo, lo llevamos al grill a 220º para terminar de dorarlo. Puedes hacerlo en la cazuela de tu olla de cocción lenta, aunque a nosotros nos gusta más ponerlo en una bandeja protegida con papel de aluminio.
  • Rescata la salsa que ha quedado en la cazuela de tu olla y pásala a un cuenco (si te gusta más espesa puedes reducirla haciendo una roux) para servir junto a la carne en la mesa.
  • Trinchar, servir y gozar.

Ahora que ya sabes cómo preparar pollo asado en olla de cocción lenta se convertirá en uno de los habituales de tu hogar. Ni yo ni mi familia concebimos un domingo ya sin él.

Y si quieres terminar de rematar la fiesta, no te pierdas nuestra receta de arroz con leche en olla de cocción lenta . ¡No hay mejor final para cualquier comida!

Pollo asado
4.5 (90%) 2 voto[s]